La bolsa es un negocio, no un juego, con unas reglas claras

Categorías: (General) por Juan Dominguez el 09-10-2009

Wall StreetTodos los interesados en probar suerte en el mercado de valores deben conocer la cinco reglas de oro que les ayudarán a tomar las decisiones menos arriesgadas

La Bolsa ha dejado de ser coto de grandes minorías. Aunque todavía subsiste el temor a dar el salto al parqué bursátil, el número de familias en toda el mundo que destina parte de sus ahorros a comprar acciones no para de crecer.

La bolsa es un negocio, no un juego, con unas reglas claras

Las promesas de suculentos beneficios en plazos cortos representan un reclamo difícil de rechazar. Pero, aunque este fenómeno se puede dar, la persona interesada no debe confundirse ni confiarse en exceso:

la Bolsa es un mercado de riesgo, no apto para todos los públicos, con un funcionamiento peculiar que conviene conocer antes de decidirse a invertir en él.

De la misma manera que se consiguen ganancias, se pueden sufrir pérdidas igual de cuantiosas. Por ello, para invertir en renta variable es necesario atesorar unos conocimientos adecuados que, en cualquier caso, tampoco garantizan el éxito en una ciencia que poco tiene de exacta.

Nociones básicas para invertir en Bolsa

Algunos inversores se toman la Bolsa como un juego de azar: señalan una acción y esperan que se revalorice con fuerza en un periodo de tiempo.

Pero hay que tener en cuenta que éste no sólo es un mercado para optimistas: las acciones también caen.

“Jugar a bolsa” es una expresión histórica difícil de erradicar. Pero la experiencia demuestra que quien va a bolsa a jugar, sale mal parado.

Conviene, por tanto, desechar la idea de que la Bolsa es un juego. Hablamos de un negocio, con unas reglas claras.

En periodos de más de diez años, la bolsa es una de las alternativas más rentables

De forma muy esquemática, el mercado de valores funciona de la siguiente forma: acoge multitud de títulos que suben o bajan en función de distintas variables, más o menos precisas y lógicas, pero también de acontecimientos inesperados, de elementos aleatorios. Por tanto, aunque el funcionamiento de la Bolsa no puede explicarse como una ciencia matemática, sí que se pueden tener en cuenta varios aspectos que pueden condicionar la evolución alcista o bajista de un valor.

Juan Dominguez

Comentarios cerrados.

TESTIMONIOS UTWS from Juan Dominguez on Vimeo.

Nube de Tags